Diseño

Dobleuv.

6.10.22

El UX como herramienta para reducir el esfuerzo cognitivo en los formularios

*

Un mal diseño hace de un formulario una misión imposible. Un buen diseño lo convierte en una experiencia satisfactoria.

Completar un formulario no tiene que ser una prueba cognitiva o un test de paciencia. Por el contrario, diseñamos para evitar el esfuerzo, simplificando la vida de las personas. Buscamos que no trabajen de más o demoren un tiempo excesivo. Esas frustraciones evitables llevan al usuario a tomar la decisión de abandonar la página.

Por eso, te compartimos algunos tips y estrategias para diseñar formularios efectivos y amigables:

Haga visibles títulos y pasos a seguir

Si los usuarios distinguen con claridad el título de la página y los pasos a completar, tendrán presente en todo momento dónde se encuentran dentro del proceso. También podrán estimar el tiempo necesario para finalizar cada instancia.

Puedes lograr títulos visibles utilizando fuentes más grandes y aplicando negritas. De igual forma, los pasos a seguir también tienen que destacarse con facilidad y orientar al usuario de manera intuitiva.

Use fondos amigables

La combinación del fondo con los espacios a rellenar tiene que ser amigable visualmente y acompañar la intuición propiciada por los títulos. Como resultado, los usuarios pueden concentrarse en la etiqueta y escribir mejor.

Otra práctica para simplificar el esfuerzo del usuario, es reducir los bordes visibles que a menudo hacen que un formulario parezca abrumador. Con menos bordes, el formulario luce menos intimidante.

Reduzca el número de campos combinando datos

Demasiados campos predisponen al usuario a enfrentarse con un desafío interminable. Si reduce el número, reduce la carga cognitiva. Esto puede lograrlo combinando datos en un mismo campo. Por ejemplo, creando un campo de nombre completo especificando entre paréntesis que se requiere tanto el nombre como el apellido.

Incluya información extra (cuando sea necesario)

Cuando considere que un campo no se explica del todo mediante un título, siempre puede incluir información o sugerencias a modo de etiquetas entre paréntesis. De esta manera, los usuarios no tienen que hacer ningún trabajo para comprender de qué trata el campo a completar, ya que no lo dimos por sentado.

Estandarice menús de selección y campos de texto

Si los menús de selección lucen diferentes a los campos de texto, el usuario puede considerar que se tratan de dos actividades con lógicas y esfuerzos desiguales. Hace que el ejercicio de completar el formulario luzca más complejo y enrevesado de lo que en verdad es.

Diseñe los campos de texto y los menús de selección de manera uniforme y homogénea, comunicando a los usuarios que ambos son componentes de entrada que se completan con igual facilidad y rapidez.

Priorice los campos de texto

Siempre que sea posible reemplazar un menú de selección por un campo de texto, es una buena idea hacerlo. Para los usuarios es más sencillo completar un campo de texto, porque les evita el ejercicio de desplazarse y leer una lista.

Destaque la acción final

Una vez que los usuarios llegan a la página de resumen, es el paso final del proceso. En este contexto, un botón verde se identifica rápidamente como el momento de finalización. Si lo combinamos con un ícono o marca de verificación, garantizamos a los usuarios que el sistema da por confirmada su acción final.

Finaliza el formulario, pero la UX continúa

La experiencia del usuario no termina una vez que finaliza el formulario. Podemos aportar más contenido para ver o incluir un botón para regresar al inicio de la página, así el usuario continúa navegando. También podemos idear secciones con productos recomendados según la compra realizada o los gustos personalizados que disponemos del usuario, manteniendo su interés después del pago y la finalización del proceso.

Conclusión

El objetivo de estas estrategias es reducir el esfuerzo cognitivo para que los usuarios no tengan que pensar y trabajar de forma innecesaria. Un mal diseño lleva a los usuarios a gastar más tiempo y consumir más energía, frustrándoles en el proceso. Un buen diseño evita que esto suceda, y hace de la experiencia una tarea sencilla, veloz y satisfactoria.

¡Mensaje enviado!

Nos comunicaremos con vos a la brevedad ¡Muchas gracias!

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Leer política de cookies.  Ver política de privacidad.